Gestión

“Gestión es coordinar todos los recursos disponibles para conseguir determinados objetivos”.

Los empresarios exitosos siempre han recalcado la importancia de la gestión, ya sea para grandes corporaciones o pequeñas empresas.

Las microempresas pueden comenzar muy bien, pero sin una buena gestión, las posibilidades de fracasar aumentan.

Se puede aumentar las probabilidades de éxito con una buena planificación, organización, dirección y control. Es decir, con una buena gestión.

 

Los teóricos plantean cuatro actividades básicas: planificar, organizar, dirigir y controlar.

Todo responsable de una empresa (o de un área de una empresa) cualquiera sea las características que tenga la organización, siempre deberá realizar estas cuatro actividades:

 

Planificar: Es anticiparse, es poner por escrito lo que es la empresa y lo que quiere ser, es fijar objetivos alcanzables.

 

Organizar: Es asignar recursos y definir procesos para ejecutar las acciones planificadas.

 

Dirigir: Es ejecutar las acciones, en forma coordinada, usando los recursos disponibles.

 

Controlar: Es medir los resultados, compararlos con lo planificado, evaluar el cumplimiento y tomar acciones para mejorar.

 

Siempre que se está en presencia de un proceso de gestión, estas funciones están implícitas, aunque la subdivisión que se presenta es para efectos de análisis, ya que todo se ejecuta de forma simultánea en un período de tiempo dado, y sin atenerse a este orden predeterminado en el cual se presenta. Lo que resulta indiscutible, es que cada una de estas funciones juega un papel determinado dentro del proceso de hacer un negocio viable, estable y con proyecciones, complementándose mutuamente.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar